miércoles, 28 de enero de 2009

La protección del mayor

Estamos acostumbrados a ver en los programas del corazón a los famosos glamurosos –o no- paseándose por las calles en verano e invierno con sus retoños.

Los periodistas se acercan, hacen sus preguntas, sus fotos, y tú lo ves a través de la tele o revistas con las imágenes de los menores pixelada.

En este mundo de la farándula en donde tanto se protege al menor, mi pregunta es:
¿por qué no se protege al mayor?

Mi reflexión surge estos días concretos ya que hay dos personajes que me están llamando especialmente la atención: la madre de Dani Güiza, y la Duquesa de Alba.
La primera es la ya ex-suegra de Nuriaber, famosa por echar unos cuantos kikis (ya no me acuerdo del número) con Antonio David. Ex-marido (y ex-Guardia Civil) de la primogénita de la más grande.
El caso es que esta señora, tenga razón o no, lleva unos días venga a dar entrevistas poniendo verdísima a la pérfida ex de su hijito (jugador de fútbol) de unas maneras que distan tanto de la educación, que pierde la razón con sólo escucharla. Claro que tuvo de quien aprender, menudas deslenguadas las dos… tal para cual.


La segunda anda en amoríos con un jovenzuelo sesentón. Ella, desde su silla de ruedas, y a punto de que le abran el cráneo para mejorarle la calidad de vida (por otro lado inmejorable… ya nos gustaría a muchos!) proclama a los cuatro vientos su amor. Bueno, no lo proclama en el sentido estricto de la palabra, básicamente porque no puede, de la glotis apenas le sale un hilillo de voz. De hecho últimamente veo que los programas en donde sale, se molestan en subtitular lo que dice…



En fin, a lo que voy, que me parece bárbaro que la octogenaria duquesa vuelva a sentir la sangre corriendo por sus débiles venas, y que la ex-suegrísima del momento esté que trina por las fechorías que ha podido cometer Nuriaber (no creo que le sorprenda a nadie, un angelito nunca ha sido…), pero… ¿no hay nadie que pueda proteger a esas señoras, tal y como se protege a un niño? ¿no se protege a los menores entre otras cosas por su falta de discernimiento? ¿y no peca de lo mismo (en estos casos) la vejez? No abogo por la censura, están en su derecho de decir lo que les dé la gana. Pero para mi humilde opinión, se les debería proteger. A ellas y sobre todo a sus seres queridos. No sé dónde está el límite entre la sabiduría que da la edad y la demencia senil, pero hay algunos casos en que me parece que se ve más lo segundo que lo primero.




Los niños no tienen dientes (o no todos por lo menos), no controlan su propio esfinter, tienen memoria a corto plazo… ¿en qué se diferencian de muchos ancianos? ¿y por qué la sociedad protege a unos y no a los otros?

¿Quién permitió emitir las imágenes de Marujita Díaz semidesnuda en un barco junto a Parada, montando un espectáculo lamentable a la par que repugnante? Para quien no ha tenido la oportunidad de verlo, imaginaos un arenque en salazón y ponedle unos pezones… aaarrrggghhhh… cada vez que lo recuerdo un escalofrío recorre mi columna vertebral… ¿Es que esa señora no tiene familia que abochornar? ¿Y Saritísima y sus bodas cubanas y escarceos amorosos a la italiana con otro octogenario? ¿Por qué no proteger su dignidad? Con lo discretita que es su hija… y ¿no puede hacer nada? Protegido como una caja fuerte de un banco suizo tenemos a Sacha Thyssen, y en cambio, ¿tenemos que aguantar a su abuela perdiendo papeles con pruebas de paternidad arriba y abajo?
Yo abogo por la Ley del Mayor.




Yo entiendo que le hacemos eso a Marujita y la hundimos (ya no sé de qué vive desde que El Tomate no le da cobertura...), pero a la duquesa seguro que la hacemos feliz y hasta le mejora la salud y así ya no tendría ni que operarse.

Desgraciadamente el panorama español anda sembrado de personajillos de esta calaña. Algunos, pese a no ser tan mayores, sufren del mismo mal, y para muestra: María Jiménez y sus ordinarieces trasnochadas, Marc Ostarcevic (lo que le pega a este hombre vivir en la España del destape! Se ha equivocado de época, pobre…), Junior y sus extravagantes declaraciones desde que estrenó la viudedad, el plomizo Jaime Peñafiel y su obsesión rayana en la locura, el temeroso Carlos Larrañaga y sus cutre-conquistas de medio pelo… ¿es que toda esta fauna no tiene nadie que los proteja? (o lo que es más importante: que nos proteja a nosotros de ellos…)

Hasta pronto mis pequeñ@s drugos.

8 comentarios:

Lei dijo...

ya te echaba de menos!
Eres increible Garaz, expones con tales argumentos que no puedo mas que darte la razonen todo, especialemte en lo de Marc Ostarcevic! jajaja

Lei dijo...

am! se me olvidaba, ayer senti tu desasosiego al entra en zara y ver unas bailarinas a 5€ y de mi numero solo habia un zapatitooooooooooo lo busque, y nadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Cuatro ideas dijo...

Pues sí, tienes razón, habría que preservar a nuestros mayores del Ojo Público para que conserven la dignidad. A mí me sorprende/abochorna lo de los Thyssen, que sin necesidad de dinero se expongan como lo están haciendo.

Paula R. dijo...

Cuánta razón tienes, es vergonzoso que no se les proteja, aunque yo estudiando derecho no sé por qué me sorprendo todavía... los que más lo necesitan son los más desprotegidos.
El ser humano podría ser extraordinario pero pocas veces lo es.

Beatriz dijo...

Bueno, es que ya sabes que en esta España nuestra la "etica" dice que uno es culpable mientras no se demuestre lo contrario y ahí estan las tlevisiones llenas de personajillos soltando por la boca lo que les place (siempre amparandose en la libertad de expresión)...sin necesidad de demostrar que sus "acusaciones" son ciertas....
viva el rumore!
el caso es hablar aunque sea mal!
viva la alcachofa acosadora!
el "pueblo" quiere saber!

en fin...que para qué seguir...un saludo. bea

pro_magicalonso dijo...

Muy bueno todo lo que dices, de la madre del futbolista pienso que a nosotros nos deberían proteger de ella, porque vaya señora.
En cuanto a lo de la Duquesa, pienso que los periodistas deberían ya dejarla un poco en paz, la pobre señora ya ni puede hablar ni nada y van y le meten la alcachofa, pero bueno se sabe como este tipo de prensa y lo que vende.
Saludos

natàlia dijo...

Sinceramente ya sea la Duquesa de Alba, Marujita, Sarita, etc.....este tipo de gente no me causa ninguna lástima. Es lo que les va, la marcha a golpe de cámara y micrófono. Mejor que nos protejan a nosotros de ellos.

Un besazo!!!

dezaragoza dijo...

Esas venerables ancianas ganan un pastón poco decente cada vez que abren la boca para decir majaderías. Nada que proteger. Un saludo.