lunes, 23 de febrero de 2009

Alimentación+publicidad= ¿salud?

Me encanta la publicidad, hasta tal punto que soy la típica pringada que se queda viendo los anuncios en lugar de practicar el deporte nacional (zapping), y como juguemos a ver quién adivina antes la marca, no tengo rival (dudoso honor, por cierto...).



Por otro lado me encanta la gastronomía, vamos, zampar. Soy golosa, carnívora, piscívora, verdurívora, y un largo etc.


Cuando se juntas ambas cosas, ocurren fenómenos muy curiosos en nuestros receptores televisivos.

Ahora resulta que hay yogures para las defensas, para el colesterol, para ir (al baño), para la tensión, para adelgazar, para completar nutrientes esenciales (¡esenciales! ¡cómo habré sobrevivido hasta hoy sin ellos!) y hasta para no tener arrugas en la cara. Hay incluso yogures que no tienen leche (¿entonces para qué se llamarán yogures?). Y por supuesto hay que tomarse uno al día. Religiosamente.

Luego nos bombardean con que es fundamental (y si no lo haces te mueres repentinamente y de forma muy desagradable) tomar 5 raciones de fruta y verdura al día. CIN-CO. Que digo yo que entre cinco fresas y cinco lombardas hay alguna diferencia que no acaban de aclarar, tú enchúfate cinco raciones y no morirás en una lenta y larga agonía...



A todo esto, hay que desayunar y cenar unos cuantos cereales del tipo Special K, Fitness y All-Bran cada uno para su función. Aquí la cosa se complica porque si ya nos hemos tomado el yogur "para ir" (el que anuncia Coronado) y luego nos chutamos el bol de All-Bran, no te digo nada... pero la publicidad es sagrada, ¡qué sabré yo! Me tomo lo que me digan.




Si eres mujer en "esa edad"añade dos vasos de leche desnatada con tonalín y ácido hialurónico porque tiene "calcio calcio de leche leche", y como seas un niño olvídate. Petit suis, petit suis plus, danoninos, barritas choco-crispis, cola-cao el desayuno de los campeones, leche con tres vitaminas, bollicaos sin grasas, nocilla con más avellanas, cola-cao complex con cerelaes y fruta, galletas príncipe con l-carnitina... ¿dónde están las lentejas, señores publicistas?

Cuando ya pensábais que habíais acabado con todas las recomendaciones a cual más avalada por institutos de nutrición, y sociedades de salud de dudosa existencia, aparece Font-Vella y nos hace beber 8 vasos de agua al día. O-CHO.


Yo, que soy muy influenciable, me lo creo todo a pies juntillas. Total, que un día normal vuelvo del trabajo cansada pensando en una suculenta cena que me haga olvidar al idiota de mi jefe y ¡horror! me doy cuenta que me quedan 4 de las 5 raciones de fruta y verdura porque he comido en la cafetería de abajo un plato combinado, 7 de los 8 vasos porque me he tomado una cañita tan agusto, y tooooooodos los yogures porque aún no tengo la confianza suficiente para ponerme a sacar la colección de lácteos en el descanso matinal, que es cuando los fumadores se echan un pitillito...
Así que mi suculenta cena (me las prometía muy felices...) se convierte en una colección de verduras (congeladas, claro) cocidas porque a esas horas ya no me da la imaginación para más, y aprovechando me bebo directamente el agua de haberlas cocido que se lo debo al "reto FontVella", mezclo los yogures y me sale una ensaladera llena hasta arriba y le voy añadiendo los cereales varios para completar mis nutrientes "esenciales"...

Cuando me meto en la cama empiezo a encontrarme un poco regular, y después del esfuerzo titánico por cuidar mi salud, me levanto corriendo y echo por el retrete todo mi plan nutricional... ¿vuelta a empezar? porque no he absorvido ningún nutriente... ¡no me ha servido de nada!



Entonces empiezo a darme cuenta de que lejos de estar mejor, me encuentro mucho peor que cuando cenaba esas chistorras con pan, unas salchichas, o un bocadillo de chorizo de cantimpalo.


A la porra tanto anuncio, al fin y al cabo, la publicidad es la misma que me dice que tener la menstruación me hace sentir muy segura y muy mujer...




Hasta pronto mis pequeñ@s drugos...


5 comentarios:

dezaragoza dijo...

Juaajajajaja, si es que te pasa por hacer caso a los discípulos de Goebbels... y claro, así pasa lo que pasa :P

Zayda Sánchez dijo...

lo que yo no sé es cómo no somos perfectos con tanto anuncio que nos prometen de todo
saludos

Lei dijo...

eres una salada! y una sabia1 me encanta tu forma de ver la vida y expresarla
un beso

WEYSA dijo...

Te he dejado una cosa en mi blog

Bεαтя¡z dijo...

¿Te has dado cuenta de que los anuncios de cosas que sirven para cagar (qué fina soy madre...) nunca dicen la palabra "cagar"? Siempre es: "para....ya sabes" o "conseguir regularidad" o "te ayudan a ir a...." o el famoso "momento All-Bran". Ya no saben qué inventar para evitar decir "cagar" xDDDDDDD