jueves, 26 de febrero de 2009

Peluqueras en peligro de extinción

¿Por qué las cosas ya no se llaman como siempre? Odio la posturita de que cualquier tiempo pasado fue mejor, y que antes había más principios y la juventud era más respetuosa, etc. Pero es que el fenómeno de hoy en día me tiene alucinada.

Por ejemplo, las secretarias ahora son auxiliares administrativos, un enfermero es un asistente sanitario, un vendedor de pisos es un agente inmobiliario o agente de la propiedad, las azafatas que hay en un avión son auxiliares de vuelo (¿las que hay en el AVE? ¿auxiliares de tren?), las peluqueras ahora son estilistas o esteticistas, las niñeras o muchachas que se encargan de los niños son cuidadoras, un camionero es un transportista por carretera, el dueño de un bar es un hostelero, y el de una ferretería un empresario, ya no sé ni lo que es un educador... todo tiene que tener una connotación técnica que no me explico.


Ahora quedo con mis amigas el domingo para tomar el brunch. Antes tomábamos el aperitivo, y hacemos exactamente lo mismo, sólo que ahora... pues se llama brunch (pero sólo los domingos, si quedamos cualquier otro día seguimos tomando el aperitivo). Llevamos shorts, cotilleamos a las celebrities, vamos de shopping, somos fashion (o lo intentamos), trendys, nos ponemos gloss, camisetas de strass, sufrimos mobbing, tenemos varios password... Aunque esto es más tema de anglicismos, y merece capítulo aparte.



El culmen para mí fue un día que pasé por delante de una peluquería y me encuentro un cartel que anuncia el ofertón de corte de pelo a nosécuántos euros, con la coletilla de "incluye protocolo de lavado". ¿Pero esto qué es? Es decir, cada vez que tomo una ducha y me lavo el pelo estoy iniciando una acción rutinaria de higiene con protocolo de lavado????

Me hace gracia cuando ocurren sucesos en la calle y el típico reportero de la tele le pregunta a gente corriente como yo misma, y la gente intenta contestar haciéndose la fina, en plan: "lo que es la crisis nos está afectando a lo que es el presupuesto de la unidad familiar, en este caso compuesto por dos integrantes como somos mi señora y yo" (literal), o un politiquillo local de tercera hablándonos de "unidades arbóreas". Típico es también la narración de un accidente con "la activación del dispositivo de emergencia", es decir, llamar a la ambulancia...


Entre nuevas profesiones de nombres larguísimos, anglicismos de lo más cool, y gente ignorante que no sabemos usar ni los unos ni los otros estamos viviendo un momento de lo más difícil. Es cierto que la lengua está viva, pero me gustaría saber qué opina nuestra querida y carca RAE...





Hasta pronto mis pequeñ@s drugos...

12 comentarios:

dezaragoza dijo...

¿Pues qué va a opinar? que la mayoría de los neologismos son una moda temporal producida por una gilipollez aguda social derivada de un bienestar que en cuanto se nos acabe verás tú qué rápido pasa. Y que algunos de estos neologismos permanecerán unos 20 años y ahí ya lo van a incluir en el DRAE. Si con más de dos siglos de experiencia tienen que estar de vuelta de estas cosas...

Lei dijo...

yo siempre he querido ser PELUQUERA y es lo que soy y sere, nada de estilista ni nada por el estilo :)

Paula R. dijo...

Me encantan tus post (he aquí un caso de lo que hablabas, he dicho post y no entrada), siento no estar mucho por aquí estos días pero hoy tengo ratillo y he entrado a leerte.
Cuánta razón tienes, yo a veces he tenido que ir a google para buscar palabrejas que no tenía ni idea de lo que significaban y las veía por todas partes (algunas aún no sé qué significan jajaja).
Yo creo que es por un complejo de inferioridad de la lengua, es como si el español ya no fuera suficiente.
Yo creo que sería mejor utilizar bien la propia lengua y luego, si acaso, meterse a estudiar otras, pero los popurrís... nop.
O quizás sea por crear la unión de Estados, una lengua internacional, con palabras que todo el mundo entienda. Suena poético pero no lo acabo de ver, o se habla inglés o se habla español (y eso que yo soy de las que mete palabrejas de vez en cuando y me quedo tan fresca, pero prefiero evitarlo).
Sobre llamar a una profesión con un nombre más técnico... supongo que es más de lo mismo, es como llamas doctor a alguien que no ha hecho el doctorado, en todo caso es médico pero no doctor.
También sé de gente que ha hecho arquitectura técnica y no quieren que se les llame aparejadores... ¿Acaso un abogado pide que se llame jurista? es que no lo entiendo, mi madre es enfermera y a mucha honra.

Ya cierro el pico, qué pesada soy, pero es que me gusta tanto tu blog...

Ah y has acertado de pleno con lo de Milán, es que no digo nada por ahora porque con estas cosas nunca se sabe, puede que no siga adelante el proyecto por falta de interés del público o semejante.
Este finde tengo sesión de fotos y rodaje de la que será la promoción del proyecto, cuando tenga material os lo muestro encantadísima!

Sobre lo de decir "mucha mierda", te cuento el origen.
Hace tantísimos años, por allá en la época en que se iba al teatro a caballo en las carrocitas, calesitas o similar, se decía que si una noche de obra de teatro había acumulada a la puerta del teatro mucha "mierda" de los caballos de los asistentes, había sido un éxito de obra (con mucho público).
Así que se deseaban "mucha mierda" para que en su obra hubiera muchas "cagaditas" en la puerta y así mucho público asistente.
Muy salaos ellos :p

Besetes!!!!

Paula R. dijo...

DIOS, mi comentario es kilométrico!!

jajjajjajaj me acabo de dar cuenta

Cuatro ideas dijo...

El problema es que, a fuerza de oirlos, acabas asumiéndolos como propio. A mí no me gustan nada, y los acabo usando todos...

Bεαтя¡z dijo...

jajaja ,lo mejor de todo es lo que dices tú de los entrevistados en la tv que, no sé por qué, juegan a ser cultos y en vez de decir "pero" dicen "sin en cambio" que debe de ser un híbrido entre sin embargo y en cambio :O Todo por parecer listos y hacerse los interesantes.
Yo, qué quieres que te diga, sigo yendo a la peluquería y a tomar el aperitivo xDDD

Garaz dijo...

La versión más sofisticada que he oído nunca es:
"Contrimax" en lugar de cuanto más (mal llevado a contra más, y con acento andaluz cerrado, el mencionado)
"Traspasao" refiriéndose al día después de pasado mañana, es decir, dentro de tres días.
"Ze vai?" traduzco: "¿Se van?" al dejar una mesa libre.

Beatriz dijo...

Genial el post!!! Yo no tomo brunch,...lo mío es "ir de cañas"..y eso no hay "dior" que lo cambie..que nos hemos vuelto todos Tan Divinos que no nos aguantamos!!!

No se quién se pone más "pedante" hablando: los periodistas intentando "dar importancia" a hechos de lo más normales con tal de subir audiencia o los ciudadanos de a pie "redichos" como ellos solos delante de una cámara!!! Qué pais!! Un beso. Bea

pro_magicalonso dijo...

Buenisimo tú post y que reazón tienes. Saludos

natàlia dijo...

Jajaja, completamente de acuerdo. Estamos todos de un "fashion" en lo que a vocabulario se refiere que es insoportable.

Un beso!

Reales dijo...

Totalmente de acuerdo, me niego en redondo a utilizar esa jerga por muy actual que parezca, es dar patadas de desprecio a nuestro noble idioma.


Los enfermeros son diplomados universitarios en enfermería, por cuestión de ajustes en los años de estudios (DUE).

Mil besos

ANATXU dijo...

Cuánta razón tienes Garaz!!! jajjaajjaa! Siempre pienso lo mismo! Estilista... Me río yo de eso!
Oye, gracias por tu comentario! A mí también me encanta tu blog!!!

Muchos besos!!!