lunes, 18 de mayo de 2009

Preguntas sin respuesta

Este fin de semana reflexionaba en el avión (ultimamente no paro!) con una terrible terrible resaca de la que tras trece horas de sueño me he recuperado, sobre las preguntas que masocamente hacemos, y de las que en realidad no queremos saber la respuesta.

¿Por qué lo haremos?



Ejemplos:




a) Entre amigas: ¿a que es mono mi pantalón nuevo? ¿conocéis alguna otra alternativa a "sí"? Yo todavía no.


b) Te tiras 3 horas arreglándote en el cuarto de baño, quedan menos 6 minutos para tu cita, sales y preguntas a tu compañer@ de piso: ¿estoy bien? ¿está bien el maquillaje? Ver a) para saber la respuesta.


c) Mirándote al espejo delante de tu pareja: ¿estoy gorda, cari? ¿Para qué lo preguntas? ¿de verdad no lo sabes? ¿necesitas el criterio de otro para saber lo que es gordo y lo que es flaco?


d) En la pescadería: oiga, este besugo, ¿está fresco? No, señora, llevo una semana con él y ya le hemos bautizado y todo, lo tengo ahí para hacerme compañía. Es la mascota de la casa. ¿Qué te va a decir el señor detrás del mostrador cuyo trabajo consiste en vender la mercancía, y cuanta más mejor, además?

e) En un restaurante: ¿qué me recomienda para cenar? ¿de verdad quieres saber en qué consiste la recomendación de la casa? En las sobras de anteayer que no consiguen quitarse de encima ni haciendo croquetas.

f) Con tu pareja: cari, si te encontrases en un ascensor que bruscamente se bloquea durante 6 horas, y cuando miras a tu izquierda descubres que está también Giselle Bunchen sin ropa y poniéndose aceite corporal... ¿me engañarías? ¿Qué harías tú si te encontrases a Jude Law semidesnudo suspirando por tus huesitos y susurrándote lindezas? Pues lo mismo tu churri.


g) En tu decimoséptimo aniversario, ¿me quieres? No, llevo 20 años invertidos en esta relación por una apuesta.




h) ¿Tú crees que aprobaré? ¿Qué decir? ¿Y yo qué sé?



i) ¿Mañana hará bueno? ¡Pero si no lo sabe ni la Agencia Estatal de Meteorología!




Esto me recuerda al programa de Anda ya, que ponen en los 40 creo, y que la gente llama para poner a prueba a sus parejas con llamadas ridículas y luego la parte perjudicada (en general mujeres) se enfada mucho, y yo digo, ¿acaso no se merecen lo que les pasa? ¿qué necesidad tienen de saber algo que es mejor no preguntar? ¿no creéis que hay cosas que es mejor no saber?Además, a estas alturas ya de la película, el que cae es que es tonto, porque el programa lleva más años que la tos.

Yo creo que simplemente es una manera de reforzar la autoestima en unos casos (a, b, c, f, g), hacerse el interesante en otros (e), ser un poco plasta (h, i), o estar un poco despistado (d), o simplemente ser un poco tonto (todas en general).


Así que no puedo terminar sino con una pregunta, ¿os gusta mi blog? ;)
Hasta pronto mis pequeñ@s drugos...


7 comentarios:

dezaragoza dijo...

Bueno, no está mal tu blog ¿sabes?, pero mira, casi mejor haría algunas mejoras como... ehm... joder, que te dediques a otra cosa.

JUAAAAS.

De todas maneras lo de esas preguntas de cajón y obvias (yo añadiría la de "¿ya estás en casa" no, soy un holograma pero bien hecho ¿eh, a que te he engañado? es algo que siempre me ha parecido además de ridículo, peligroso.
Porque como dices, si no quieres saber... ¿para qué preguntas?. Sigue escribiendo, que me encanta lo que escribes.

Claro que podrías cambiar del blog algo como... :P

Garaz dijo...

Jajaja... es verdad, se me había olvidado la típica de ya estás en casa mientras llamas al fijo...
Admito más olvidos, si es que hay mil!!

Edurne dijo...

Ola!!
He encontrado tu blog navegando por la red y si tengo de ser sincera me ha gustado. Sí, tiene ese punto que deberían tener muchos de los textos en la red...Por cierto, este texto sobre las preguntas masocas me ha gustado mucho, tiene su punto.

:D

Fiona's Secret dijo...

Que razón tienesss... en todas esas preguntas estúpidas que aun teniendo una respuesta más que obvia seguimos haciendo... jajjaa!!!

Y sí, sí .. me encanta tú blog... con toda sinceridad... aqui los que te seguimos no necesitamos mentir...
Besossss!!! Guapa!!!

Beatriz dijo...

ja ja...me encanta tu blog!

Yo añadiría las absolutamente insoportables:

"¿te has caido? -no, vengo así de casa. Contestas desde el suelo.

"¿Queman? o ¿pican?" cuando intentas apagar la quemazón que "las bravas" han causado en tu lengua, además cuando sabes que otro se ha quemado antes...y se ha callado!!!!

En fin, son tantas, ja ja ja....

Un beso. Bea

Cuatro ideas dijo...

Vamos, que por qué nos empeñamos en que alguien conteste una pregunta… retórica. La más clásica: ¿sabes? O, ¿sabes qué te digo? Si alguien se empeñase en contestar, qué cabreo cada vez.

Paula R. dijo...

JAJAJJAJAJ Tu blog me gusta y si no me gustase... yo creo que te lo diría, no? nunca lo sabremos :p
Y tienes mucha razón con todo lo que dices, una vez una amiga me decía "¿me ves más gorda?" y yo ya dispuesta a decir "no, ¿por?" cuando otra amiga mía se me adelantó y soltó "pues sí la verdad, ya no vas al gimnasio o qué?"... tengo que aprender de ella jajaj
Un besete!