miércoles, 3 de diciembre de 2008

Eventos imaginarios





Me he pasado la adolescencia de compras con mi madre. Y no me digáis por qué fijación, comprándome sin parar "vestidos como para un cóctel", evento que no sé vosotr@s, pero yo no he tenido jamás en mi vida. Eso sí, vestidos para ir, cientos.







Creo que si consigo ir a alguno, sería nombrada la mejor vestida, porque mentalmente no sólo he ido, sino que prácticamente he organizado unos cuantos, con un éxito sin precedentes, por cierto... un grupito de jazz en una esquina, Moët Chandon para exportar, alguien me susurraría al despedirse "Garaz, con los canapés nos has realmente conquistado" y yo reiría derramando un poco de champagne...


Era esa edad en la que mi vida social se reducía a ver a la gente en clase, viernes y sábado a la disco (con la ropa que llevábamos entonces, no vestidos cocteleros) y Navidades con los abuelos (que ni mucho menos nos arreglábamos como para llevar las mencionadas prendas...).


Todavía no iba a bodas, y los estilimos del verano se reducían a bermudas y sandalias-chanclas-alpargatas de día y de noche. Entonces, ¿qué hacía mi armario repleto de vestidos esperando que alguien los invitase a alguna fiesta que nunca se celebró?





La respuesta es mi madre. Con su razonamiento de: ¿qué prefiero, 2.000 pesetas en la cartera (que no me solucionan nada), o esta monada en el armario? Pues fue cayendo uno a uno.





Son esos vestidos que no puedes dejar escapar por lo monos que son, pero que no los necesitas para NADA (hablo en mi caso...)






Pero claro, a esa edad en la que sueñas con vestirte arreglada, no iba a ser yo la que desilusionase a mi madre recordándole que nunca me habían invitado a tan glamourosos eventos, y tenía pinta que a medio plazo tampoco iba a suceder. Y se confirmaron los rumores, ya que podemos considerar que ya ha pasado un largo plazo, y aún no se ha producido tal situación.


No, nunca he tenido un coctel como tal. He ido a fiestas, botellones, copas en casa de gente, alguna inauguración, barbacoas, fiestas de piscina... pero cocteles cero.





Respecto a las 2.000 pesetas, sí, por supuesto nos pasabamos el día en Zara. La dependienta nos conocía de sobra, y aún es hoy el día en que paso por ahí y nos saludamos como viejas amigas (y eso que está a más de mil kilómetros de donde vivo ahora...)





Bueno, y todo este post ¿por qué? Porque estoy enamorada de dos o tres (o cuatro...) vestidos cocteleros que hay ahora mismo por las tiendas de inditex, que están tirados de precio, pero sin ocasión ninguna de ponérmelos. ¿Qué hago? ¿Me decanto por mi lado racional que nunca ha ido a un coctel, o por el irracional que aún tiene esperanzas...?



(por cierto, ojalá éste costase 2.000 pesetas...) (y si de milagro lo encontrase en un super-saldo, todavía tendría el problema de cómo me sentaría...)




SOS...





Hasta pronto mis pequeñ@s drugos.

10 comentarios:

ranzuki dijo...

Pues yo tampoco he ido a cocteles y eso, pero a salir a discotecas donde la gente se arregla bastante si, y mi problema ha sido que yo no tengo ninguno de esos vestidos en los armarios!! >_<
mi madre antes muerta que comprarme un vestido, que suerte has tenido tu!! jejeje.

Un dia celebramos un "coctel" entre blogueras, y asi ya podremos decir todas que hemos ido a uno! ejejej

Muaaa

Paula R. dijo...

Qué te voy a decir yo... cómpralos! Prefiero antes un vestido cocktelero que unos pantalones y la ocasión... bah, siempre es buena ocasión para ponerse un vestidito jajaj estas Navidades, en una cena...

un besete

Lei dijo...

yo jamas he ido a un coctel o similar :( pero me encantaria !! la unica vez que me vesti "preparada" fue en un viaje a madrid a casa de mi amiga que me dijo que fuera muy arreglada para salir de pingo... pero aparte de eso.. nada de nada
yo suelo contenerme a la hora de comprar vestidos de coctel-fiest
a

Garaz dijo...

Lei: eres mi lado racional
Paula: eres mi lado irracional
ranzuki: venga ese cóctel! hay que proponerle a blogger que nos lo organice, total, qué haría blogger sin escritoras como nosotras?

Bεαтя¡z dijo...

Qué leches! yo compraría... total, seguro que cuendo tengas una boda o una cosa así de emperifollarse, te recorres la tiendas en busca de alguna preciosidad de vestido y ohhh! no lo encuentras! Al menos eso es lo que me ha psado amí siempre.Así que ahora si veo algo que me gusta, lo compró, por si acaso. Y así con los por si acasos tengo el armario que parece el vestidor de la Beckham, pero me saca de cada apuro...(a mí y a las gorronas de mis amigas xD)
PD: yo me apunto a ese cóctel de bloggeras :)

Lapau dijo...

Hola guapa! no me extraña que te gusten y es que son monisimos los que hay ahora.... yo este finde voy a utilizar mi lado irracional, asi qeu te animo a que tu lo hagas tambien jajajaja. POr cierto que de recuerdo con las 1000 pts jajaja.

besotes

http://daktual.blogspot.com/

Javito dijo...

Hola guapetona! muchas gracias por tu comment en mi blog! la verdad es que por aki no hay mucho hombre, pero bueno, si soy el único no pasa nada! me encanta el nombre de tu blog, yo tab desde ahora te seguiré! besitos!

Garaz dijo...

Confirmado: tiro la casa por la ventana y a vivir que son dos días!!

ranzuki dijo...

Por cierto....

estas Nominadaaa!!! jejeje

un besooooo! ^^

Anónimo dijo...

Y qué paso con los vestidos cocteleros? Recíclalos para tus outfits actuales, seguro que lo aguantan!! Besos,
T